MGTOW: machismo y misoginia de la ‘manosfera’

Juanfran Díaz
22 de Mayo de 2021

Aún me siguen sorprendiendo ciertas ideas, como esta que os comparto hoy: la llamada ‘manosfera’ (‘manosphere’) y el ‘MGTOW’, siglas de “Men Going Their Own Way” (algo como “Hombres que Siguen Su Propio Camino”). Yo diría más bien “Hombres que se Acojonan Ante el Poder Femenino” y supongo que esto generará más de una controversia en muchos de vosotros, pero es que estas siglas lo que esconden es el miedo que el hombre experimenta cuando siente su lugar amenazado porque otro se empodere, en este caso, otra, la mujer. Son siglas de machismo y misoginia, para mí manifestaciones de este miedo.

¿Qué es esto de la ‘manosfera’?

Si buscas este término te aparecerán resultados que explican en qué consiste y cómo ha evolucionado. En líneas generales se trata de un conjunto de conceptos alrededor de los derechos de los hombres, especialmente enfocados a lo que las mujeres quitan a los hombres, que se han propagado por blogs y redes sociales desde principios de siglo hasta hoy.

Dentro de esta manosfera tenemos:

  • Hombres que no quieren saber nada de las mujeres poque son la causa de sus problemas y que intentan vivir ajenos a ellas (el mencionado MGTOW).
  • Hombres que son célibes involuntariamente ya que las mujeres los rechazan (denominados incels).
  • Hombres que se creen seductores pero que realmente acosan a las mujeres porque creen que los hombres se están ‘feminizando’ (llamados artistas del ligue o PUA ¿...en serio?).
  • Y hombres activistas de los derechos de los hombres o MRA.

Manosfera, MGTOW, incels y artistas del ligue

Con este panorama podemos hacernos una idea de qué va esto. A mí especialmente me inquieta el último grupo, los activistas, ya que dentro de este saco se pueden meter muchas ideas y, sinceramente, somos muchos los hombres que apostamos por un empoderamiento masculino, pero no pisoteando al sexo opuesto, si no acogiendo nuestras emociones y vulnerabilidades. Sería totalmente alejado de nuestras ideas y principios que otras voces nos asociaran con este último grupo o incluso con la manosfera. Pero esto son otros temas...

Con la manosfera se relacionan otros términos como masculinismo, androsfera, ‘hombresfera’ o antifeminismo, ahí es nada. Resulta anecdótico que esta manosfera utilice la simbología de las pastillas roja y azul de la película “Matrix” (Lana y Lilly Wachowski, 1999) para diferenciar a los hombres que despiertan de la “manipulación” (pastilla roja o Red Pill) de los que no (pastilla azul o Blue Pill). Algo me dice que esto apesta a un resentimiento extendido en el tiempo, “sufrido” por hombres mayores que animan a hombres jóvenes en similiares experiencias.

Mi interpretación de la manosfera y estos grupos es de un gran miedo ante la creciente y progresiva exposición del poder de la mujer, que se siente como amenazante. Esto se manifiesta a través de conductas machistas y expresiones misóginas, disfrazado de esta reivindicación por parte de los hombres que hostiga a la mujer. Profundizando en la mente de estos hombres me atrevería a decir que se trata de hombres con baja autoestima, quizás con trastornos disociativos, pocas habilidades sociales, tendencia a la incomunicación y rasgos sociópatas. Es resumen, algo anda mal en la mentalidad de un hombre que se suma a la manosfera.

Escena de la excelente “Magnolia” (Paul Thomas Anderson, 1999)

Si has llegado hasta aquí probablemente estés tan sorprendido / indignado como yo. Estos grupos existen, se promueven con vídeos en ¿Youtube?, completas webs (que no linkaré) y foros o blogs donde transmitir su mensaje.

Artículos de interés sobre MGTOW, incels y más de incels.

Hombres alfa, hombres beta y las mujeres

Hombre alfa y mujer sumisaSe plantea un debate entre el macho alfa y el beta, lo que en Estados Unidos está muy asociado al “losser” (perdedor). Desde esta manosfera ser un hombre beta es lo peor, puesto que quedarías relegado a un segundo lugar, sin éxitos, ni reputación, ni dominios, ni conquistas sexuales. Ser un hombre alfa sería lo óptimo, el primero, el rey del mambo. Y para ello tienes que ser atractivo, exitoso, manejar a las mujeres o dominar a otros hombres. Conceptos que inciden directamente en la mente y el alma de un hombre tocado por la baja autoestima o herido en su infancia.

Estar en lo alto como hombre alfa se convierte en una dura competición por demostrar el liderazgo, llena de frustración y ansiedad para el hombre que, ni beta ni nada parecido, simplemente hombre, se pueda identificar con las carencias que estos grupos airean. Creo que tanto un hombre autodenominado “alfa” como el considerado “beta” convive con una profunda herida que les hace sentir invalidados e inadecuados. Temo que esta corriente esté alimentando los rasgos narcisistas que podamos tener, a veces latentes, otras visibles. Estos rasgos se caracterizan por una insensibilización emocional, una alta percepción de uno mismo (real o irreal), tendencia a la grandiosidad, y construcción sistemática de fantasías.

De ser así, los hombres alfa serían peligrosos hombres narcisistas. Digo “peligrosos” porque no estarían conectados a la realidad, si no a su mundo de manipulación, distorsión y grandiosidad. Nadie que habite esos lugares va a conectar con el dolor de sus heridas, no existe la humildad cuando crees que estás por encima de los demás. Y esto convierte a estos hombres en personas frías, distantes, controladoras y manipuladoras.

En los hombres beta habría una fuente inagotable de frustraciones. Una persona que se esfuerza en aparentar lo que no es porque no acepta sus cualidades, su contexto social o su aspecto físico será una persona que experimentará numerosos fracasos. Si estos fracasos no son acogidos con compasión, o externamente existe una presión para que cambie, este hombre incrementará su ira, y si el objeto de sus frustraciones lo focaliza en la mujer, entonces la ira se transformará en resentimiento. De ahí pueden surgir rumiaciones, intensos conflictos internos y graves conductas que actúen este mundo interior, como son el acoso.

Mujer maltrada por hombre alfaDesde estos hombres la mujer es considerada la responsable culpable de todos sus problemas y dificultades. Proyectan en la mujer las diferentes limitaciones, bloqueos y traumas que sufren porque son incapaces de focalizarse en sí mismos y tomar consciencia de lo que realmente les sucede. No son pocos los hombres que he conocido que, por sentirte alfa o beta, han acusado a sus parejas mujer o a sus madres por las calamidades que han experimentado en la vida. Es más, de ese sufrimiento a la expresión de la agresividad hay un estrecho paso, y puede ser más sutil, como el control sobre la pareja, o más intenso, como la humillación constante.

¿Qué puedes hacer si te identificas con estas ideas (y quieres dejarlas atrás)?

Puede ser que compartas algunas de las ideas de la manosfera (o todas), pero si estás leyendo esto es quizás porque te das cuenta del gran daño que producen. En mi opinión, estas ideas machistas y misóginas más allá de ayudar a los hombres a conectar con su verdadero potencial lo que producen es alimentar sus miedos, sus inseguridades y sus patrones tóxicos. ¿Cómo puede ser que rechazar a las mujeres (salvo para el sexo) sea una demostración de empoderamiento? ¿Qué coraje hay en acosar a una mujer apoyado por otros hombres? ¿Qué sensación de invalidez deben experimentar cuando sienten que las mujeres les quitan los derechos y tienen que defender su lugares?

No nos confundamos, una cosa es empoderarse y otra huir, una cosa es valentía y otra cobardía, una cosa es confiar en uno mismo y otra vivir desconfiando. Estos hombres de la manosfera, MGTOW, incels y todas las etiquetas y acrónimos que deseen aplicarse son única y sencillamente hombres con miedo de afrontar sus propias insatisfacciones, parálisis emocionales, torpezas conductuales, decisiones y errores, exigencias sobre sí mismos y su físico... en definitiva, son hombres con miedo a vivir. Es más sencillo mirar la paja ajena, los actos y palabras de otras personas como las mujeres, los inmigrantes o los gays, actos y palabras que no van a gustar ni convencer de primeras y por eso son motivo de acusaciones.

Hombre desmoronado destrozado desolado

Sin embargo, podemos hacer mucho. Para eso estamos aquí, y por eso sigo creyendo en el inmenso trabajo que estamos haciendo los hombres por despertar de nuestro limbo y hacernos conscientes, con todo lo que ello implica. Yo parto del principio: antes de acusar o rechazar a nadie mírate a ti mismo y pregúntate quién te acusó o te rechazó inicialmente. Puede ser que de niño no obtuvieras el reconocimiento, la validación, el apego y el afecto que necesitabas: quizás papá te pegaba, humillaba o ignoraba, quizás mamá te sobreprotegía, seducía o manipulaba... Sea como fuere, revisa tus orígenes y atrévete a mirar de frente al Niño herido que hay en ti.

Otra cosa que puedes hacer es aprender a aceptar, sin más. Este acto conlleva el abandono de la lucha interna que los hombres interiorizamos muy pronto, una exigencia que se instaló en nosotros y que ha determinado cómo debemos ser, pensar, actuar. Cuando conseguimos aceptar lo que nos rodea, a los demás y a nosotros más, nuestros niveles de ansiedad y frustración se reducen, vivimos en calma, que es lo que realmente necesitamos. Esto no significa que dejes de lado tus proyectos o tus deseos, puedes seguir apostando por ellos, siendo consciente de que podrás conseguirlos sin tener que competir ni demostrar nada.

Finalmente, expresar mi deseo de que cada vez seamos más los hombres que intentamos afrontar nuestros temores e inseguridades sin echar balones fuera ni acusar/acosar a otrxs de nuestras visicitudes. En Hombres Conscientes rechazamos estas expresiones de machismo y odio hacia la mujer, yo rechazo esas posturas. Aunque no queramos, sí somos machistas, pero una cosa es coger la bandera del machismo para airearla, y otra es coger esa bandera para enterrarla definitivamente.

Soy Juanfran Díaz, un hombre en el camino del autoconocimiento, un explorador de las emociones y la energía humana. Desde 2011 acompaño a hombres conscientes en su propio descubrimiento, como terapeuta y analista bioenergético.

Deja tus comentarios

Próximos eventos
sobre Masculinidad

Hombres en Emoción – Grupo terapéutico masculino

Málaga, 15 de Mayo al 11 de Diciembre

Un espacio terapéutico en grupo para hombres en el camino del crecimiento personal, con formato presencial en Málaga.


¡Me interesa!

El Hombre Salvaje 2021

Málaga, 8 de Julio al 11 de Julio

Retiro de Sanación en Málaga para hombres que desean descubrir su naturaleza salvaje y conectar con su Esencia Masculina


¡Me interesa!

Hecho con Juanfran Díaz