Testimonios

Las experiencias del retiro han influido sobre mí, ahora soy yo el dueño. Gracias por darme la ocasión de sanar viejas heridas.
Un hombre salvaje (55 años, Almería)
El Hombre Salvaje


Me ha ayudado a sentirme más libre y salir con una energía que estaba adormecida. Gratitud a todos los compañeros de viaje y a Juanfran, que te hace sentir cómodo desde el principio, para empezar a trabajar en el taller.
Carlos (48 años, Logroño)
El Hombre Eros


Este retiro ha sobrepasado totalmente mis expectativas. La propuesta de trabajo ha sido amable a la vez que valiente y movilizadora. El grupo se ha abierto de una manera tan generosa que ha podido florecer lo más hermoso y también lo más generoso.
Me parece revolucionario que un tema tan lleno de tabúes como la sexualidad genere tanta intimidad y complicidad entre hombres de diferentes orientaciones.
Un hombre eros (45 años, Vizcaya)
El Hombre Eros


Una experiencia maravillosa para realizar un viaje al interior y aprender y nutrirte del grupo. Sentirás que hay un antes y un después.
Pablo (40 años, Madrid)
El Hombre Salvaje


Magnífica persona, lugar, actividades y retiro... !Ufff, sin palabras! Flotas al liberarte de tus prejuicios como hombre y sentirte arropado y ver tu evolución mental.
José Antonio (39 años, Málaga)
El Hombre Salvaje


Escelente trabajo como persona y como profesional, Juanfran tiene la capacidad mediante sus actividades de llevarte hasta el interior de ti y sacar aquello que necesitas. Totalmente recomendable.
Un hombre eros (49 años, Sevilla)
El Hombre Eros


Me ha encantado trabajar a través de la danza y con expresión corporal, las expectativas las ha pasado de sobra. Muy bien organizado, era muy práctico.
Fran (38 años, Cádiz)
El Hombre Salvaje


Una maravillosa experiencia y sensación, un trabajo profundo e intenso, lleno de historia y de amor. Con la ayuda y profesionalidad de los instructores, encuentras respuestas en tu búsqueda vital, puedes trabajarlas y explorarlas en un ambiente seguro y tranquilo, dando y recibiendo mucho Amor. Gracias por esta maravillosa experiencia. Repetiré.
Carlos (30 años, Madrid)
El Hombre Eros


Punto de inflexión en mi discurrir de experiencias, poder interiorizar y asimilar tantas cosas de mí, además teniendo compañeros de corazón y de protección con la gran dinamización de Juanfran Díaz que, haciéndose uno más del grupo, acompaña familiar y amorosamente. Gracias por ser.
Ángel (48 años, Vizcaya)
La Senda del Guerrero


Puedes encontrarte estancado, no importa el motivo, que si quieres conectar con cosas que necesitas si te prestas, te abres, te implicas y te dejas llevar, te aseguro que aquí, de forma casi mágica, aperecen delante tuyo, solo tienes que reconocerlas y utilizarlas. Inmejorable.
Un hombre eros (55 años, Málaga)
El Hombre Eros


Vine sin expectativas, sin ideas preconcebidas, con curiosidad y para desconectar del mundo.
Me voy lleno de amor y alegría, y sabiendo que son muchos los mundos que habitan en el universo.
Iván (43 años, Melilla)
El Hombre Eros


La Senda del Guerrero ha supuesto una experiencia que deja huella a nivel emocional y físico (qué agujetas!!).
Tres fines de semana cargaditos de emociones y buena compañía, me he sentido muy arropado en todo momento. Un curso muy recomendable para todo hombre con ganas de liberarse de ataduras y crecer en muchísimos aspectos.
Martzel (23 años, Vizcaya)
La Senda del Guerrero


Es una experiencia lejos de lo imaginable, de las más importantes nunca vividas en mi vida, gracias Juanfran por tanto.
Diego (46 años, Israel)
El Hombre Eros


Una experiencia impactante y única. Una explosión de emociones, un terapeuta que sabe y cree en su trabajo, compañeros que comienzan siendo anónimos y poco a poco van formando parte de mi propio proceso de crecimiento. La energía que se crea, la acogida, la belleza, la danza, rituales, la compañía... van creando la tribu. Un viaje del alma, en un ambiente de respeto y libertad.
Una experiencia maravillosa, ¡¡hay que vivirla para entenderla!! Muy recomendable.
Jose (48 años, Cádiz)
El Hombre Salvaje


En todo viaje se va con mochila, en la vida no iba a ser menos, pero es verdad que la llenamos de tantas cosas que dificultan el viaje que no dejamos sitio para lo necesario.
En estos retiros aprendo a ver lo realmente necesario y, al menos, comenzar a desechar lo que no sirve. Gracias por romper, recomponer, derretirme, armarme, quererme, por dejarte querer y por enseñarme a quererme.
Juanca (55 años, Sevilla)
El Hombre Eros


Para mi ha sido una experiencia muy beneficiosa en todos los aspectos, muy recomendable. Creemos que nos conocemos, que sabemos a donde vamos, que podemos controlar todo y que los demás nos ven tal y como nosotros creemos y no es así. Somos muy vulnerables, muy inseguros y desconfiados. Yo hablo por mi, me he dado cuenta que lo mejor es la naturalidad, no pensar tanto y actuar más con sentimientos. Tengo que quererme más y así me querrán los demás, y sobretodo pensar en lo que quiero yo.

Estos días me han ayudado a sentirme libre, poder expresar y sentir, sentimientos, emociones... He despertado un lado mío que ni yo sabía que tenía y he experimentado muchos cambios internos. He encontrado el principio de mi camino, la cuerda de donde tirar para salir de este bache emocional y por supuesto abierto a seguir viviendo y experimentando experiencias. Quiero dar las gracias al gran equipo humano que hay detrás de todo esto (a Maricarmen y Anamari de la casa, los compañeros, a Juanfran y a Pablo), gracias, gracias y gracias.
Antonio (43 años, Málaga)
El Hombre Salvaje


Un curso con gran valor social. Me ha permitido mirarme hacia dentro y observar partes de mi oscuridad y de mi luz.
He podido sentir y expresar sin necesariamente entender y es lo que necesitaba.
Diego (28 años, Vizcaya)
La Senda del Guerrero


Ha sido una experiencia única e irrepetible, en la cual me he encontrado con un equipo humano (facilitador, ayudante y personal de servicio) maravilloso. Además unos compañeros muy distintos en personalidades, vivencias y cargas pero con muchas similitudes en la esencia.
A título personal me ha liberado de cargas, me ha acercado a mis sentimientos y emociones, y he descubierto cosas y zonas en mí que desconocía y por supuesto me ha aportado unas herramientas y teorías para seguir avanzando en la práctica. Esta experiencia me ha dado una nueva llave para seguir abriendo pequeñas ventanas hacia la felicidad.
Hoy soy consciente de que tengo barreras que superar pero que se puede, la confianza me va ayudar a ello y esa confianza en mí la siento.
Un hombre eros (44 años, Málaga)
El Hombre Eros


Magnífico espacio creado para conectar con uno mismo, nuestra fuerza interior y descubrir que somos capaces de llegar lejos, de disfrutar de un entorno magnífico, una tribu que me cuida y protege para que pueda emocionarme, derrumbarme, recuperarme, llorar y sobre todo reírme mucho. Y todo ello a través de experimentarlo en mi cuerpo. Gracias a la tribu y al chamán que nos ha estado guiando y acompañando.
Juan Carlos (54 años, Sevilla)
El Hombre Salvaje


Es un taller único al estar enfocado íntegramente para hombres, creando un espacio de confianza especial y específico que tanto he echado de menos en otros talleres y en el que se mueve una energía, la energía masculina.
La experiencia ha sido sensacional: emotiva, enérgica, movilizadora, nutritiva, única, fraternal, motivadora, energizante y de gran impacto en mi desarrollo personal.
Juanjo (43 años, Málaga)
El Hombre Salvaje


Mi experiencia ha sido mágica, sanadora, hermosa, de un crecimiento personal único, en un ambiente de seguridad absoluto y con un maestro inmejorable que cuidó de todos los detalles para que pudiéramos sentirnos seguros y cuidados, como grupo y de forma individual, todo el tiempo. Describir los detalles de la experiencia seria absurdo porque empañaría el regalo que cada persona debería hacerse participando en este encuentro al menos una vez en la vida.
Will (50 años, Asturias)
El Hombre Eros


Es un curso en el que te conoces a ti mismo y a tu entorno, se trabaja mucho la empatía, no hay juicios y todas las opiniones son válidas.
Se ha creado un rollo muy guapo entre todos los del grupo, mucha empatía y compañerismo, se le han quitado hierro a muchas cosas que creemos que tienen importancia y se la ha dado valor a lo que de verdad lo tiene.
Todos somos uno con el grupo, y el grupo es uno con todos.
Gorka (38 años, Vizcaya)
La Senda del Guerrero


Esta ha sido la experiencia más importante de mi vida, ha sido increíble, algo que no te esperas, algo que entra por dentro y que a partir de ahí ha cambiado mi forma de ver y sentir la vida. Entré sin exspectativas, tal vez con un poco de miedo, y he salido como jamás hubiese podido imaginarme. He encontrado mucho amor, nuevas energías, una tribu fantástica, mucha profesionalidad por parte del facilitador Juanfran (y en esta ocasión también de su ayudante Juanky!), un lugar encantador, una comida excelente, unas actividades que han sabido aportarme muchísimo. Por mucho que lo intente explicar, sólo hay una forma para entenderlo de verdad: ¡vivirlo! ¡Gracias por tanto amor!
Christian (47 años, Suiza)
El Hombre Eros


Durante la realización del taller, los conceptos de hermandad, hombre y masculinidad van adquiriendo una perspectiva novedosa y enriquecedora.
Salva (41 años, Cádiz)
El Hombre Salvaje


La experencia vivida en este retiro Eros ha sido emocionalmente muy saludable y sanadora. Encontrarme en un espacio con otros hombres sensibles, amorosos y respetuosos me ha aportado mucho a nivel emocional. Gracias a las actividades y dinámicas planteadas por el facilitador, así como a su rigor y profesionalidad, me ha permitido, junto con el apoyo y cariño de todo el grupo, explorar y transitar mis miedos, dudas e incertidumbres y transmutarlos para avanzar más en mi camino de evolución y autoconocimiento. Estoy muy agradecido por ayudarme a encontrar parte de mi propia esencia, compuesta por amor, candor, gratitud, cariño, sensibilidad, ternura, valentía, fuerza, inocencia y poesía. ¡GRACIAS!
Antonio (46 años, Málaga)
El Hombre Eros


Si quieres enriquecer tu vida como hombre asiste a este retiro. Juanfran realiza un trabajo excelente, enriquecido, integrador y completo en muy poco tiempo! Y a todos los procesos personales que he vivido se une la maravilla de compartir con otros hombres valientes. Un consejo: da el salto y ábrete a la experiencia. Lo agradecerás.
Gonzalo (38 años, Madrid)
El Hombre Salvaje


Hemos creado un grupo de hombres que cuentan los días para verse y sentirse a gusto en un lugar donde poder ser como somos. Las sesiones han resultado ser apasionantes.
Sergio (39 años, Málaga)
La Senda del Guerrero


Lo que más me ha impactado ha sido el resultado de unión y hermandad entre los asistentes y no digamos las pruebas de cordialidad y cariño entre todos.
Enrique (60 años, Jaén)
El Hombre Salvaje


Compartir entre nosotros vidas de hombres: nuestras intimidades, nuestras relaciones. Tener un espacio solo para hombres, donde es fácil abrirse y confiar, donde quererse y apoyarse desde y hacia cualquier manera de sentir la sexualidad.
Joan (58 años, Valencia)
El Hombre Eros


Nunca pensé que este retiro iba a hacerme ver la vida de otro modo al percibir estas sensaciones que, como hombre, piensas que no pueden ser concebidas así.
Luis Ignacio (51 años, Valencia)
El Hombre Salvaje


Un taller transformador y sanador: lo que más me ha gustado es poder llegar a ello desde lo físico, lo corporal, no desde lo mental y el pensamiento. Que hubiera hombres de distintas generaciones ha sido muy enriquecedor.
Pepe (49 años, Cádiz)
El Hombre Salvaje


Un grupo de hombres desconocidos, valientes y tiernos, buscando en ellos, reconociéndose en los otros, en un ambiente de seguridad y entrega total. Conmovedor.
Pedro (55 años, Málaga)
El Hombre Salvaje


Ha sido una experiencia muy recomendable. Todo un regalo. Para mí ha sido sanadora, reveladora... ha mejorado mi autoconocimiento y mi autoestima en un ambiente seguro, un entorno mágico y una casa preciosa, con unos compañeros de viaje que ya forman parte de mi vida y guiados por unos verdaderos profesionales.
Oscar (45 años, Asturias)
El Hombre Eros


Apúntate con total confianza, estarás en manos muy seguras y atentas. Ve con la mente (y el corazón) abiertos y aprenderás y experimentarás cosas que te cambiarán la vida. No tengas expectativas: te prometo que sabrás lo que no sabes de ti mismo antes del retiro! Gracias eternas Juanfran.
Tim (56 años, Málaga)
El Hombre Eros


Fui sin saber muy bien a qué. Solo sé que algo me atraía hacia esta experiencia. Una vez realizado, e incluso mientras lo disfrutaba, no puedo más que decir que este retiro es pura energía vital que agradezco muchísimo.
Antonio (56 años, Cádiz)
El Hombre Eros


Ver todos los eventos

Hecho con Juanfran Díaz